La batalla de los libros de texto

 

En estas fechas son muchas las familias que están mirando precios de los libros de te texto que utilizarán sus hijos el próximo curso.

Yo misma ya los tengo encargados para recogerlos cuando se aproximen las fechas.

Justo hablando de este tema con otros padres, me sorprende y entristece mucho escuchar como algunos de ellos se quejan de que el pasado año sus hijos no terminaron los libros de ese año, e incluso de que algunos de ellos se quedaron prácticamente sin tocar, ¡con lo que cuestan!

Es cierto que para casi todas las  familias los libros escolares suponen un sobreesfuerzo económico , sobre todo cuando se tienen varios hijos, y que en estos tiempos que corren no estamos dispuestos a tirar el dinero así porque sí (yo tampoco).

Pero pretender que nuestros hijos terminen los libros con el esfuerzo que ello supone, (a veces llantos, horas de hacer deberes y mil cosas más) simplemente porque los han comprado  me parece una barbaridad.

Lo siento pero no entiendo a los padres

que van a quejarse al profesor

 porque mandan pocos deberes,

o porque no han terminado los libros de texto,

después de haberlos pagado.

Yo creo que la educación va mucho más allá que resolver los ejercicios de un libro de texto (que según la editorial pueden ser más o menos cantidad), e incluso dar tal o cual tema deprisa  corriendo para hacer un examen cuyos contenidos los niños olvidaran en breve.

Y lo peor de todo es que entre tanto ejercicio,

temario por cumplir y exigencias del Ministerio de Educación

nos vamos cargando entre todos

la curiosidad innata de los niños y sus ganas de aprender,

que es aquello que realmente les puede otorgar un futuro.

Por favor, si eres de esos padres de los que les importa un pepino si se termina o no el temario (arbitrario según la ley de turno o la editorial que se elija), y lo que te importa es que tu hijo el día de mañana no haya perdido por el camino educativo esas ganas de aprender, por favor quéjate al profesor que te toque MÁS ALTO que aquellos padres que pretenden esposar a sus hijos a unos libros de texto y temarios decididos en despachos y ajenos a la realidad de nuestros chavales.

YO ME QUEJO MAS ALTO

 

Y si eres profesor y opinas que los libros de texto solo deberían de ser una guía educativa en la que basarte, por favor no te dejes intimidar por los padres que te piden que finalices el temario porque para eso lo han pagado.

 

Si te ha gustado no dudes en compartir ! Gracias!!

 

¿ y tu que opinas ?

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s