Alternativas a los premios y castigos

Probablemente en verano, con los niños todo el día en casa, algunas veces te han dado ganas de recurrir a los premios y castigos, y muy probablemente a la silla de pensar  para que tus peques te hicieran caso. Si no lo has hecho, te felicito. Y si piensas que es imposible educar sin premios…